Por- Spanish Classroom

Las cláusulas adjetivales reemplazan o sustituyen a los adjetivos. En la mayoría de los casos, estas cláusulas conectan a los sustantivos con los adjetivos a través de un pronombre relativo. Las cláusulas adjetivales pueden construirse en modo indicativo, cuando el emisor conoce de antemano las características del sustantivo modificado, o en modo subjuntivo, cuando el emisor no tiene una información previa, es decir, las características del sustantivo modificado se presentan como dudosas o inciertas.

Modo indicativo: Ese hombre alto y elegante es el nuevo abogado.

Cláusula adjetival: El hombre que es alto y elegante es el nuevo abogado.

Modo subjuntivo: Es importante que el abogado nuevo sea un hombre alto y elegante.

Cláusula adjetival: Es importante que el hombre que es alto y elegante sea el nuevo abogado.

Los pronombres relativos que con más frecuencia se usan en las cláusulas adjetivales son:

  • que à Para referirse a personas u objetos inanimados

El televisor que es viejo, llévalo al sótano. (televisor viejo)

  • el que, la que, los que, las que à Se utilizan para referirse a cosas o personas pero van precedidos por una preposición

Las chicas para las que trabajé son cubanas. (chicas empleadoras)

  • quien à Para referirse a persona

El joven, quien escribe este libro, es muy inteligente. (joven escritor)

  • cuyo/a/os/as à Para expresar posesión.

La chaqueta, cuyo color es oscuro, está en el ropero. (chaqueta oscura)

 

Lee también: Ocho palabras raras del idioma español